sábado, 22 de abril de 2017

"La viejecita de las galletas" (1954) de Philip K. Dick

Bubber es un niño muy goloso en ambos sentidos. Nunca rechaza un buen dulce casero y él mismo tiene muy buena pinta. Al menos eso es lo que piensa la Señora Drew; que invita al niño a que visite su casa con frecuencia para poder sentarse cerca de alguien tan ric…, tan joven. Dicen que rodearse de gente joven le rejuvenece a uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario