viernes, 5 de agosto de 2016

"Bautismo de fuego" de Mijail Bulgákov

Mijaíl Bulgákov nació el 15 de mayo de 1891 en Kiev, Ucrania, que entonces formaba parte del Imperio Ruso. Fue el primogénito de Afanasiy Bulgákov, un profesor asistente en la Academia de Teología de Kiev. Sus abuelos fueron ambos clérigos de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Desde 1901 hasta 1904 Bulgákov asistió a la Primera Escuela Secundaria de Kiev, donde mostró interés por la literatura rusa y europea.

En 1913 Bulgákov contrajo matrimonio con Tatiana Lappa. Al estallido de la Primera Guerra Mundial se ofreció como voluntario en la Cruz Roja, y fue enviado de inmediato al frente de guerra, donde fue herido de gravedad al menos en dos ocasiones. En 1916 se graduó del Departamento de Medicina de la Universidad de Kiev para luego, junto con sus hermanos, alistarse en el Ejército Blanco.

Luego de la Guerra Civil y el alza al poder de los sóviets, gran parte de su familia emigró en el exilio a París. Mientras, Mijaíl y sus hermanos se encontraban en el Cáucaso, donde él comenzó a trabajar como periodista. A pesar de su situación relativamente privilegiada durante el régimen de Iósif Stalin, cuando se le invitó a trabajar como doctor por los gobiernos de Francia y Alemania se le impidió emigrar de Rusia debido al tifus. Fue entonces la última vez que vio a su familia.

Bulgákov sufrió debido a sus heridas de guerra, que tuvieron un grave efecto en su salud. Para paliar su dolor crónico, especialmente en el abdomen, se suministró morfina. Se cree que durante el siguiente año su adicción fue en aumento. En 1918 dejó de inyectarse morfina y nunca más volvería a hacerlo en el futuro. Su libro titulado Morfina, publicado en 1926, da testimonio del estado del escritor durante estos años.

Aunque sus primeros intentos por escribir ficción fueron hechos en Kiev, no se decidiría a dejar la medicina para dedicarse a su amor por la literatura hasta 1919. Su primer libro fue un almanaque de folletines llamado Perspectivas Futuras, escrito y publicado ese mismo año. En 1921, Bulgákov se mudó a Moscú donde comenzó su carrera como escritor. Vivieron cerca de los Estanques del Patriarca, lugar donde se situaría gran parte de su posterior novela El maestro y Margarita. Cuatro años después (en 1925) se divorciaría de su primer esposa, para contraer matrimonio con Lyubov Beloziórskaya. Publicó una serie de escritos durante la primera mitad de los años 20, pero desde 1927 su carrera comenzó a sufrir debido a la constante crítica de que era demasiado anti-soviético. Para 1929 su carrera estaba arruinada, y el gobierno había censurado y prohibido la publicación de cualquiera de sus trabajos y la puesta en escena de cualquier de sus obras.

En 1932, Bulgákov se desposó por tercera vez, con Yelena Shílovskaya, quién sería la inspiración del personaje Margarita en su novela más famosa. Durante la última década de su vida, Bulgákov continuó trabajando en El maestro y Margarita, escribió obras de teatro, críticas y relatos e hizo varias traducciones y dramatizaciones de novelas. Muchas de ellas no fueron publicadas y otras fueron destruidas por la crítica.

Bulgákov nunca apoyó el régimen, y se mofó de sus deficencias en varias de sus obras, lo que le supondría diez años de ostracismo. La mayor parte de sus escritos permaneció en los cajones de su escritorio durante varias décadas. En 1930 escribió una carta a Stalin solicitando permiso para emigrar de la Unión Soviética si es que ésta se negaba a valorarlo como escritor. Como respuesta recibió una llamada personal del propio Stalin, pidiéndole explicaciones acerca de su petición. El escritor contaría en su autobiografía cómo fue este uno de los momentos más dramáticos de su vida pues, conmocionado, no se atrevió a reiterar su petición en aquél momento, limitándose a reiterar que un escritor no puede vivir lejos de su patria. Stalin, sin embargo, había disfrutado una de sus obras, por lo que le encontró trabajo en el Teatro de la Juventud obrera de Moscú (Театр рабочей молодёжи o, abreviado, TRAM), y luego en el Teatro de Arte de Moscú.

En el teatro, donde estrenaría algunas de sus obras, tuvo que soportar un constante acoso por parte del NKVD, que llegó a registrar su domicilio y a detenerle en más de una ocasión, siendo boicoteada la publicación de sus obras. Bulgákov murió a causa de un problema renal hereditario en 1940 y fue enterrado en el cementerio moscovita de Novodévichy.



No hay comentarios:

Publicar un comentario